La península del Sinaí: ¿el “salvaje oeste” de Egipto?

From the series "Sinai's most wanted militants", by Mosa'ab Elshamy. Image used with permission.
From the series “Sinai’s most wanted militants”, by Mosa’ab Elshamy. Image used with permission. Egyptian photographer Mosa’ab Elshamy has a few series of photos on Sinai.

En abril de este año, el primer ministro israelí, Benjamin Netanyahu apodóa la península del Sinaí de Egipto: una “especie de Salvaje Oeste”, luego que cohetes disparados desde allí tuvieran como objetivo la ciudad turística de Eilat. Según Netanyahu, la península es explotada por militantes islámicos ayudados por Irán para contrabandear armas y realizar ataques contra Israel. En agosto, 16 guardias fronterizos egipcios murieron en un ataque de militantes islámicos que luego cruzaron la frontera. Este es uno de una serie de incidentes violentos desde que Mohamed Morsi, el candidato de los Hermanos Musulmanes, fuera elegido presidente de Egipto en junio.

Desde la caída del régimen de Mubarak, Egipto ha tenido que recalibrar sus interacciones con Israel y Palestina. El ataque de agosto expuso un particular conjunto de vulnerabilidades en las políticas de seguridad de Egipto. El país ya estaba sacudido por disturbios y la violencia sectaria que desafía a la presidencia de Morsi, y el incidente fronterizo puso el foco sobre la compleja cuestión de quién controla realmente la política de seguridad nacional del país.

¿Es el Presidente conjuntamente con el Ministerio de Relaciones Exteriores, o los servicios de inteligencia o los militares … o todo lo anterior? Antes, la participación activa de la presidencia en las actividades conjuntas de las Fuerzas Armadas (SCAF) y las agencias de inteligencia solía ser la norma.

En respuesta a la agresión del Sinaí, Egipto cerró el paso fronterizo de Rafah de forma indefinida, una medida denunciada por Hamas en Gaza como “un castigo colectivo para todos los palestinos…” El ministro de Asuntos Exteriores en la época de Mubarak, Amr Moussa pidió la revisión de los Acuerdos de Camp David, mientras que muchos observadores argumentaron a favor de la mejora de las interacciones con las tribus beduinas o incluso la redistribución de fuerzas en la región del Sinaí. Esta idea no sería descabellada, pues el envío de fuerzas egipcias al Sinaí es parte del Tratado de Paz entre Egipto e Israel de todos modos.

Todo el proceso de remilitarización del Sinaí cuestiona el crucial – y hasta ahora, discreto – papel de los EE.UU. en la dinámica de esta región.

En una serie de tuiteos [ar], el analista egipcio Ezzedine Fishere explicó la necesidad de una política transparente y destacó que una postura mucho más clara hacia Israel y Palestina tiene que ser adoptada.

Dada la complejidad del contexto y las razones detrás de oscuro ataque de agosto en el Sinaí, “todo tipo de teorías conspirativas están a flote”, argumentó el blogger egipcio The Arabist, y prosigue:

… Egipto debe actuar para volver a imponerse con fuerza en el área: a través de una tolerancia cero para las bandas criminales y grupos armados, beduinos o extranjeros, y a través de una verdadera política de desarrollo, la creación de empleo y la integración del Sinaí en la economía nacional. No es fácil, está muy atrasada, y tiene que comenzar más temprano que tarde, incluso si las tácticas de mano dura que probablemente estarán involucradas puede que causen más problemas en el corto plazo.

Destacando un ensayo fotográfico publicado recientemente por Mosa’ab Elshamy, el blog ‘This Ongoing War’ señala:

Huelga decir que, dada su proximidad física a Israel, el Sinaí no es sólo un desafío egipcio. Que logre tan pequeño grado de atención de los medios es un rompecabezas.

Los inicios de Morsi en el cargo estuvieron marcados por una ampliamente criticada represión a la libertad de expresión en la libertad de expresión, y el despido de hasta entonces todopoderosos funcionarios militares haciendo del Presidente lo que muchos definieron como el “nuevo dictador”. ¿Está el silencio mediático motivado políticamente, en nombre del “equilibrio de la seguridad y las libertades civiles”? Si bien los acontecimientos en el Sinaí están infrareportados y las estructuras de poder de Egipto siguen sin resolver, es difícil hacer estimaciones sobre cuán ‘salvaje’ es este ‘oeste’.

El fotógrafo egipcio Mosa’ab Elshamy tiene algunas series de fotos sobre el Sinaí, no solo con militantes del Sinaí, sino también tesoros arqueológicos de la región.


For further information on the topic, please view the following publications from our partners:

Troubled Times for the Sinai Peninsula

Sinai Moves to Centre-Stage

Salvaging Sinai


For more information on issues and events that shape our world please visit the ISN’s Security Watch and Editorial Plan.

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *

This site uses Akismet to reduce spam. Learn how your comment data is processed.