Categories
Uncategorized

Bolivia: ¿Desarrollo a Qué Costo? Nuevo Conflicto por la Carretera del TIPNIS

Un proyecto de carretera propuesto en Bolivia que planea cruzar el Territorio Indígena y Parque Nacional de Isiboro Sécure (TIPNIS) está una vez más generando conflicto y protesta. Las organizaciones indígenas, los habitantes del TIPNIS y sus simpatizantes, empezaron una nueva marcha el 27 de abril del 2012, desde Trinidad a La Paz, demandando el fin del proyecto carretero.

Los planes de la carretera de 306 kilometros son el resultado de un acuerdo de $415 millones firmado por los presidentes de Bolivia y Brasil en agosto del 2009. A la empresa brasilera OAS inicialmente se le adjudicó un contrato llave en mano para construir la carretera en 40 meses con financiamiento también brasileño del Banco Nacional de Desarrollo Económico y Social (BNDES).

TIPNIS march arrives in La Paz in October 2011. By Szymon Kochański on flickr (CC BY-NC-ND 2.0)
La marcha del TIPNIS llega a La Paz en octubre 2011. De Szymon Kochański en flickr (CC BY-NC-ND 2.0)

En octubre 2011, luego que una larga marcha de indígenas y manifestantes llegara a La Paz, el Presidente Evo Morales aprobó una ley declarando al TIPNIS “intangible” o “intocable”, lo que fue entendido por los activistas medioambientales y las organizaciones indígenas como la última palabra sobre el tema.

Sin embargo, en febrero 2012, el gobierno de Bolivia reunió a los pro-carretera y apoyó otra marcha que proponía una nueva ley convocando a una “consulta previa” que daría a los pueblos indígenas un mayor poder de decisión. Los pobladores indígenas del TIPNIS – apoyados por la Confederación de Pueblos Indígenas de Bolivia (CIDOB) afirman que estos mecanismos constitucionales deberían haberse llevado a cabo antes que cualquier acuerdo o contrato fuera firmado.

Morales finalmente anunció la cancelación del contrato de la carretera con la empresa brasileña OAS a comienzos de abril, pero los manifestantes siguen rechazando los términos y condiciones de la consulta planteada.

Un gran número de organizaciones indígenas y ciudadanos reconocen que Evo Morales – él mismo un líder indígena y cocalero – ha mejorado su situación [en]. Sin embargo, las organizaciones indígenas enfatizan que su protesta es por su derecho a ser consultados antes que las políticas respecto a sus territorios sean implementadas.

Este video muestra entrevistas con indígenas del TIPNIS y sus opiniones del proyecto carretero.

El impacto medioambiental de la carretera es otro problema que genera protestas, particularmente entre la clase media y urbana de Bolivia.

Aún así, el gobierno de Bolivia insiste en los beneficios de una carretera que uniría la zona central del país, a partir de donde se mproduce la mayoría de coca ilegal, y donde Evo Morales busca apoyo de las bases. Las organizaciones de productores de coca apoyan abiertamente a la carretera, ya que puede proporcionar oportunidades para expandir la producción en el Parque Nacional del TIPNIS. Inevitablemente, esto genera más sospechas entre los ambientalistas, organizaciones internacionales y la opinión pública.

El debate continúa además en las plataformas de medios sociales, particularmente en Twitter (bajo la etiqueta #TIPNIS). Una de las preguntas simplemente dice “¿estas a favor o en contra de la carretera #TIPNIS?”

Entre las respuestas figura:

“creo q se debe integrar al país, si lo óptimo es pasar por el TIPNIS q así sea,q la carretera pase x donde sea mejor paraBolivia”

Las críticas también van por la relación entre el proyecto de carretera y la Iniciativa para la Integración de la Infraestructura Regional Suramericana (IIRSA) apoyada por Brasil, un plan de desarrollo para unir las economías sudamericanas a través de nuevos proyectos de energía, transporte y telecomunicaciones.

De acuerdo al artículo del investigador Gustavo Soto en el blog CEADESC:

“El programa del MAS 2010-2015 i articula la economía boliviana a los emergentes intereses capitalistas globales del siglo 21 (Brasil, China, India, Corea) expresados en megaproyectos energéticos, camineros y extractivos, encapsulados en su mayor en la IIRSA ii que propician inevitablemente, la violación de los Derechos indígenas.”

 

(Translation by Juan Arellano)


For further information on the topic, please view the following publications from our partners:

The Politics of Evo Morales’ Rise to Power in Bolivia: The Role of Social Movements and Think Tanksfrom the Overseas Development Institute.

Natural Gas, Indigenous Mobilization and the Bolivian Statefrom the United Nations Research Institute for Social Development.

And for a more general view on the political changes on Bolivia and Latin America, please check the following publication: Postliberal Democracy Emerging? A Conceptual Proposal and the Case of Boliviafrom the Peace Research Institute Frankfurt.


For more information on issues and events that shape our world please visit the ISN’s Security Watch and Editorial Plan.

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *

This site uses Akismet to reduce spam. Learn how your comment data is processed.