The CSS Blog Network

الهند تغير حرسها القديم

PCoE students at AICTE Regional Office in Mumbai. Source: Intelligentguy89/Wikimedia Commons

سنغافورة ــ في شهر أغسطس/آب، تم تعيين راغورام راجان محافظاً لبنك الاحتياطي الهندي. وكان هذا، على أحد المستويات، إعلاناً روتينياً توقعه كثيرون ــ فراجان يُعَد في نهاية المطاف من بين أشهر خبراء الاقتصاد الهنود في جيله. ولكن على مستوى آخر، يمكننا أن ننظر إلى تعيينه باعتباره جزءاً من تحول جيلي أوسع نطاقا. ذلك أن راجان، الذي بلغ الخمسين من عمره للتو، سوف يكون أول محافظ لبنك الاحتياطي الهندي يولد بعد تحول الهند إلى جمهورية في عام 1950.

وهناك تغيرات مماثلة تجري في مختلف مناحي الحياة الهندية، بما في ذلك الفنون والرياضة والتنمية الاجتماعية. وهذا من شأنه أن يجعل الهند أفضل حالا. فبرغم أن الهند واحدة من أحدث الدول سنا (من حيث متوسط عمر سكانها)، حيث لا يتجاوز متوسط العمر هناك 26 عاما، فإن أشاوس الشيخوخة كانوا حتى وقت قريب يهيمنون بشكل غير متناسب أو مستحق على أغلب المجالات، من السياسة إلى الفنون بل وحتى الأعمال التجارية والرياضة.

ولكن الآن بدأ الداخلون الأحدث سناً يصعدون في كل مكان، حاملين معهم الطاقة والأفكار الجديدة. وفي عالم السياسة، ففي وقت حيث تستعد البلاد للانتخابات العامة المقبلة في العام القادم، فإن المرشحين الرئيسيين لخلافة رئيس الوزراء الحالي مانموهان سينغ، البالغ من العمر 81 عاما، هما ناريندرا مودي  مرشح حزب باهاراتيا جاناتا (62 عاما)، وراهول غاندي الذي بلغ من العمر 43 عاماً للتو. وأي من الرجلين سوف يكون أول رئيس وزراء لم يولد في ظل الحكم البريطاني للبلاد.

وكانت الفنون واحدة من أولى المجالات التي شهدت ذلك التغيير الجيلي. فلفترة طويلة، كان الأدب الهندي، وخاصة باللغة الإنجليزية، خاضعاً لهيمنة زمرة كان أفرادها يكتبون في الأساس لجمهور متخصص وسعياً إلى الفوز بالاعتراف الأدبي. ثم بعد بضع سنوات نجحت مجموعة من الكتاب الشباب ــ مثل شيتان بهجت وأميش تريباتي، وكلاهما كان يزاول العمل المصرفي ــ في تغيير قواعد اللعبة بالكتابة للسوق الجماهيرية.

فبدلاً من الكتابة للنقاد الأدبيين، بدءوا في استخدام لغة أكثر بساطة، بما في ذلك التحوير الهندي للعبارات. كما اختاروا موضوعات جديدة: فغاص تريباتي في الأساطير القديمة لكي يكتب ثلاثية عن الرب شيفا، في حين بدأ بهجت بالكتابة عن حياة الطبقة المتوسطة الشابة الصاعدة في الهند.

وكما هو متوقع، انقض الأصوليون وسارع المنتقدون إلى السخرية. ولكن الناس اشترت كتبهما بالملايين، ثم تلا ذلك عروض الأفلام. ونتيجة لهذا، توسعت سوق الكتب واضطر الناشرون إلى تغيير استراتيجيات العمل بالكامل.

وحدث أمر مماثل إلى صناعة الموسيقى. فالسوق التي كانت خاضعة سابقاً لهيمنة فئة قليلة من المغنين والمخرجين الموسيقيين تحولت بفضل مسابقات المواهب التلفزيونية، على غرار أميركان أيدول، والتي توفر استعراضاً وطنياً لثروات الهند من المواهب.

وكانت هذه المسابقات سبباً في تحويل المشاركين، الذين قدم بعضهم من بلدات نائية، إلى نجوم لليلة واحدة، بل إن بعضهم استمر ليحقق مستقبلاً مهنياً مربحا. ويرجع الفضل جزئياً إلى هذا الاستعراض للمواهب الجديدة في الفترة التي تشهدها صناعة الموسيقى الهندية حالياً من الإبداع غير العادي والتوسع. ويبدو ناتج صناعة الموسيقى في الولايات المتحدة وأوروبا ضئيلاً بالمقارنة، نظراً لندرة الإبداع على مدى العقدين الماضيين.

بل إن التغير الجيلي أثر حتى على الرياضة الأكثر شعبية في الهند ــ الكريكيت. وكذلك التملق الذي كان ذات يوم ينهال على نجوم اللعبة الذين بلغوا مرحلة الشيخوخة والذين ظل العديد منهم يزاولون اللعبة في الفريق الوطني لفترة طويلة بعد اتجاه نجمهم إلى الأفول. ولكن بعد عامين فقط من الفوز ببطولة كأس العالم في عام 2011، تم إبدال وإحلال العديد من أعضاء هذا الفريق المنتصر ــ وهو القرار الذي كان حتى وقت قريب يبدو مستحيلا.

كما شهد القطاع الاجتماعي في الهند تحولاً واضحاً أيضا. فسياسات التنمية كانت خاضعة لهيمنة نشطاء مهنة متشبثين بفكر العصر الاشتراكي. ولكن وصول وجوه جديدة من عالم المال والأعمال، مثل أشيش داوان، وجايانت سينها، وراميش وسواتي راماناتان، كان يعني أن تقييم قضايا التنمية أصبح يتم أخيراً وفقاً نهج حل المشاكل الذي تبناه رواد المشاريع الاجتماعية، وليس من خلال العدسة الإيديولوجية التي يستخدمها الناشطون.

ومن عجيب المفارقات هنا أن التغيير في عالم الأعمال التجارية لا يزال بطيئا. فقد بدا النمو الذي شهده قطاع تكنولوجيا المعلومات في تسعينيات القرن العشرين وكأنه يَعِد بتغيير سريع وبعيد المدى، ولكن الأسر التجارية القديمة لا تزال مهيمنة.

ولكن الأمل يظل قائماً رغم ذلك. فهناك رجال أعمال مثل مانيش سابهاروال من تيمليس، وبيني وساشين بانسال من فليبكارت، متجر التجزئة على الإنترنت، يعملون على إحداث تغيير جوهري في الطريقة التي تزاول بها الهند أعمالها. وعلى نحو مماثل، قد تكون الأوساط الأكاديمية في الهند في حالة احتضار، ولكن المثقفين والمفكرين الشعبيين الجدد من أمثال براتاب بهانو ميهتا ظهروا من خارج التيار الرئيسي السائد.

صحيح أن اقتصاد الهند تباطأ بشكل حاد، وانخفضت قيمة الروبية، وهيمنت الفضائح والاحتجاجات على العناوين الرئيسية. ولكن خلف السحب القاتمة هناك جيل جديد يتولى الزمام، حاملاً معه أفكاراً ورؤى جديدة للهند.

ترجمة: إبراهيم محمد علي          Translated by: Ibrahim M. Al

Copyright Project Syndicate


سانجيف سانيال خبير استراتيجي عالمي لدى بنك دويتشه


For additional reading on this topic please see:

Conflict, Governance and Development: Issues of Social Justice and Participation in Jharkhand and Bihar, India

India-Pakistan Dilemma: To Talk or Not to Talk

Pressures on the Indian Rupee

 


For more information on issues and events that shape our world please visit the ISN’s Weekly Dossiers and Security Watch.

 

India’s Change of Guard

PCoE students at AICTE Regional Office in Mumbai. Source: Intelligentguy89/Wikimedia Commons

SINGAPORE – In August, Raghuram Rajan was appointed Governor of the Reserve Bank of India. On one level, this was a routine announcement that many had anticipated – after all, Rajan is arguably the best-known Indian economist of his generation. On another level, however, his appointment can be seen as part of a broader generational shift. Rajan, just 50, will be the first RBI governor born after India became a republic in 1950.

Similar changes are taking place in all walks of Indian life, including politics, the arts, sports, and social development. And India will be better for it. Although the country is one of the youngest in the world, with an average age of just 26 years, until recently aging stalwarts incongruously dominated most fields, from politics to the arts and even business and sports.

But now younger entrants are rising everywhere, bringing with them energy and new ideas. In politics, as the country prepares for next year’s general election, the leading contenders to replace 81-year-old Prime Minister Manmohan Singh are the Bharatiya Janata Party’s Narendra Modi, 62, and Rahul Gandhi, who is just 43. Either man would be the first prime minister who was not born in the British Raj.

» More

Cambio de guardia en la India

PCoE students at AICTE Regional Office in Mumbai. Source: Intelligentguy89/Wikimedia Commons

SINGAPUR – En agosto, Raghuram Rajan fue nombrado Gobernador del Banco de Reserva de la India. En un nivel, se trató de un anuncio de rutina que muchos habían previsto; después de todo, probablemente sea el economista indio más conocido de su generación. Sin embargo, en otro nivel su nombramiento se puede ver como un recambio generacional más amplio. Con apenas 50 años de edad, será el primer gobernador del BRI nacido después de que India se convirtiera en república en 1950.

En todos los ámbitos de la vida india, como la política, las artes, el deporte y el desarrollo social, se están produciendo cambios similares. Y gracias a ello, el país mejorará. Si bien es uno de los países más jóvenes del mundo, con una edad promedio de solo 26 años, hasta hace poco en la mayoría de los campos predominaban de manera incongruente personajes de edad ya avanzada, desde la política a las artes, e incluso los negocios y los deportes.

Pero hoy en todas las áreas brillan jóvenes que hacen su entrada aportando energía y nuevas ideas. En el ámbito político, en momentos que el país se prepara para las elecciones generales del año próximo, los principales contendores para reemplazar al Primer Ministro Manmohan Singh, de 81 años, son Narendra Modi (62) del Partido Bharatiya Janata y Rahul Gandhim, de apenas 43 años. Cualquiera de ellos sería el primero que asume el cargo sin haber nacido en el Raj británico.

Las artes fueron una de las primeras áreas en que se vio este cambio generacional. Por largo tiempo, la literatura india, especialmente en inglés, estuvo dominada por un pequeño grupo de escritores que apuntaban a un público específico y al logro de reconocimiento literario. Entonces, hace unos cuantos años, un grupo de jóvenes escritores (como Chetan Bhagat y Amish Tripathi, ambos ex banqueros) cambiaron las reglas del juego al escribir para un mercado masivo.

En lugar de escribir para críticos literarios, comenzaron a usar un lenguaje más sencillo, incluyendo expresiones indias. También escogieron nuevos temas: Tripathi recurrió a la mitología antigua para producir una trilogía sobre el dios Shiva, mientras Bhagat comenzó a escribir sobre las vidas de los jóvenes indios de clase media que aspiraban a ascender en la escala social.

Como era de prever, recibieron el ataque y el ridículo de puristas y críticos. Pero la gente ha comprado sus libros por millones y se han cerrado contratos para rodar películas sobre ellos. Como resultado, se ha ampliado enormemente este mercado y las editoriales se han visto obligadas a cambiar por entero sus estrategias de negocios.

Un fenómeno similar se ha producido en la industria de la música. Dominado antes por un número reducido de cantantes y directores musicales, ha sido transformada por los concursos de talentos televisivos, similares a American Idol, que exhiben a toda la nación su gran riqueza de talentos.

Estos programas han convertido a los participantes, algunos de los cuales proceden de pueblos remotos, en estrellas de la noche a la mañana, y muchos de ellos han firmado para proseguir lucrativas carreras. En parte gracias a este desfile de nuevos talentos, la industria musical india está pasando por un momento de extraordinaria innovación y expansión, haciendo empalidecer la producción de las industrias musicales estadounidense y europea, afectadas  por la falta de innovación en las últimas dos décadas.

El cambio generacional incluso ha llegado al deporte más popular de la India, el críquet. Debido a la adulación que recibían, muchas de sus estrellas seguían en el equipo nacional bastante tiempo después de llegar a las cimas de sus carreras. Pero pasados apenas dos años de ganar la Copa Mundial de 2011, varios miembros de ese equipo victorioso ya han sido reemplazados, decisión que hasta hace poco habría parecido impensable.

También el sector social de la India se ha visto transformado. Las políticas de desarrollo solían estar dominadas por activistas de carrera vinculados al pensamiento de la era socialista. Pero la llegada de nuevos rostros del mundo de los negocios, como Ashish Dhawan, Jayant Sinha y Ramesh y Swati Ramanathan, ha significado que por fin estos temas se comienzan a enfocar desde el punto de vista de solución de problemas de los emprendedores sociales en lugar de la óptica ideologizada del activismo.

Irónicamente, el mundo de los negocios es el que ha sido más lento en cambiar. El crecimiento del sector de la Tecnología de la Información en los años 90 pareció prometer que el cambio sería rápido y de gran alcance, pero las viejas familias empresariales siguen siendo predominantes.

Pero hay esperanza. Emprendedores como Manish Sabharwal de Teamlease, y Binny y Sachin Bansal de Flipkart, una tienda en línea, están cambiando de manera fundamental el modo de hacer negocios de la India. De manera similar, puede que el ámbito académico indio esté marchito, pero desde fuera de la corriente convencional han surgido nuevos intelectuales de estatura pública, como Pratap Bhanu Mehta.

Sí, es cierto que la economía india se ha desacelerado de manera importante, que la rupia se ha depreciado y que en los titulares predominan los escándalos y las protestas. Sin embargo, tras estas sombras una nueva generación está tomando el relevo, trayendo nuevas ideas y visiones para la India.

Traducido del inglés por David Meléndez Tormen

Copyright Project Syndicate


Sanjeev Sanyal es Estratega Global del Deutsche Bank.


For additional reading on this topic please see:

Conflict, Governance and Development: Issues of Social Justice and Participation in Jharkhand and Bihar, India

India-Pakistan Dilemma: To Talk or Not to Talk

Pressures on the Indian Rupee

 


For more information on issues and events that shape our world please visit the ISN’s Weekly Dossiers and Security Watch.

 

Muzzling the Dogs of War

Secretaries Kerry and Hagel Meet With Russian Ministers Lavrov and Shoygu. Photo: U.S. Department of State/Wikimedia Commons.

WASHINGTON, DC – Sitting in Paris as the United States’s first ambassador to France, Thomas Jefferson reflected on how the new US government could avoid the errors of European “despots” who kept their people subjugated through war and debt. Writing to James Madison, he observed that the US Constitution had at least checked “the Dog of war,” by transferring “the power of letting him loose from the Executive to the Legislative body, from those who are to spend to those who are to pay.”

At the same time, however, the Constitution designates the executive as the “Commander in Chief,” a power that American presidents have invoked to use military force without Congressional authorization on more than 200 occasions. President Barack Obama relied on that power when he told both Congress and the American people that he had the authority to order limited strikes on Syria without going to Congress.

By simultaneously claiming that authority and seeking Congressional authorization to use it, Obama enters a small class of leaders who actively seek to constrain their own power. That is because he sees his historical legacy as that of a president who ended wars and made them harder to start, instead reinvesting America’s resources in its own people. He opposed the Iraq war in 2003 and promised in 2008 that he would end the unlimited “war on terror,” which had become a potential blank check for US presidents to use force anywhere in the world.

But, beyond the system of political “checks and balances” created by the US Constitution, does it make sense for leaders to take decisions regarding the use of force to the people? It certainly makes the leaders’ lives harder. British Prime Minister David Cameron came up short when he turned to Parliament to authorize British participation in US strikes against Syria. French President François Hollande faced intense criticism from right-wing parties in the National Assembly for his agreement to participate in the strikes. And Turkish Prime Minister Recep Tayyip Erdoğan, who volunteered to participate in a military coalition, is facing strong domestic opposition to his Syria policy.

» More

Poner un bozal a los perros de la guerra

Secretaries Kerry and Hagel Meet With Russian Ministers Lavrov and Shoygu. Photo: U.S. Department of State/Wikimedia Commons.

WASHINGTON, D.C. – Cuando se encontraba en París como primer embajador de los Estados Unidos en Francia, Thomas Jefferson reflexionó sobre cómo podría el nuevo gobierno de los EE.UU. evitar los errores de los “déspotas” europeos, que mantenían a sus pueblos subyugados mediante la guerra y la deuda. En una carta a James Madison, observó que la Constitución de los EE.UU. había contenido al menos “el perro de la guerra”, al transferir “el poder de darle rienda suelta del Ejecutivo al Legislativo, de quienes han de gastar a quienes han de pagar”.

Sin embargo, la Constitución designa al mismo tiempo al Ejecutivo como “Comandante en Jefe”, poder que los presidentes americanos han invocado para utilizar la fuerza militar sin autorización del Congreso en más de 200 ocasiones. El Presidente Barack Obama contó con ese poder cuando dijo al Congreso y al pueblo americano que tenía la autoridad para ordenar ataques limitados contra Siria sin acudir al Congreso.

Al afirmar simultáneamente esa autoridad y también solicitar la autorización por el Congreso para utilizarla, Obama ingresa en una pequeña clase de dirigentes que procuran activamente limitar su propio poder. Se debe a que ve su legado histórico como el de un presidente que puso fin a guerras e hizo que resultara más difícil  iniciarlas y reinvertir, en cambio, los recursos de los Estados Unidos en su propio pueblo. En 2003 se opuso a la guerra del Iraq y en 2008 prometió que pondría fin a la “guerra del terror” ilimitada, que había llegado a ser un posible cheque en blanco para los presidentes de los EE.UU. a fin de utilizar la fuerza en cualquier parte del mundo.

Pero, aparte del sistema de “controles y contrapesos” creado por la Constitución de los EE.UU., ¿tiene sentido que los dirigentes consulten a los ciudadanos decisiones sobre el uso de la fuerza? No cabe duda de que hace más difícil la vida de los dirigentes. El Primer Ministro de Gran Bretaña, David Cameron, fracasó cuando recurrió al Parlamento para que autorizara la participación británica en los ataques de los EE.UU. contra Siria.  El Presidente de Francia, François Hollande, afrontó fuertes críticas de los partidos de derecha en la Asamblea Nacional por su asentimiento a participar en los ataques y el Primer Ministro de Turquía, Recep Tayyip Erdoğan, que se ofreció a participar en una coalición militar, afronta una fuerte oposición interna a su política sobre Siria.

Hay varios argumentos para no permitir a los representantes del pueblo intervenir en la difícil danza de la política exterior entre la fuerza y la diplomacia. Para empezar, existe la idea tradicional de que la política acaba al borde del agua, donde desagradables desacuerdos internos deben dar paso a la abstracción de un Estado con un interés nacional unificado.

Un argumento relacionado es el de que los procesos políticos internos pueden incapacitar a un gobierno en la gran partida de póquer o ajedrez que debe ser la política internacional. Como acaba de descubrir Obama, un Legislativo que claramente no quiere ir a la guerra debilita las bazas del Ejecutivo en las negociaciones internacionales.

La oportunidad es otro problema. Los procesos legislativos son lentos y con frecuencia tortuosos, mientras que la diplomacia internacional puede modificarse de la noche a la mañana, por cambios de coaliciones, oportunidades inesperadas y trampas ocultas.

Además, a la diplomacia le convienen tratos en la sombra, como el que el Secretario de Estado de los EE.UU. John Kerry, y el ministro de Asuntos Exteriores de Rusia, Sergei Lavrov, acaban de concertar sobre las armas químicas de Siria. En las negociaciones en las que hay mucho en juego, lo último que necesitan los participantes es un debate público sobre las cartas con las que cuenta cada uno de ellos. La amenaza de pasar de las conversaciones a los tanques debe ser creíble, cosa que no será, si un participante contrario puede sencillamente contar votos para ver si existe la necesaria mayoría legislativa.

Aun así, Jefferson estaba en lo cierto. Aunque recurrir al Legislativo puede resultar inconveniente, frustrante e incluso contraproducente, es lo apropiado, por tres razones. En primer lugar, el uso de la fuerza entraña costos en pérdida de vidas humanas, dinero y energía y atención de los dirigentes. Los ciudadanos pagan esos costos, por lo que sus representantes deben decidir si afrontarlos.

En segundo lugar, nunca es más importante para una democracia seguir sus procedimientos y aplicar los principios que en un conflicto armado que afecte a países no democráticos. El pueblo sirio, oprimido y víctima de la brutalidad de su gobierno, debe ver que el pueblo americano tiene una relación diferente con sus dirigentes.

Por último, un componente fundamental de la democracia es un conjunto de normas y procedimientos concebidos para obligar a los funcionarios públicos a justificar sus políticas con razones que se puedan aceptar o rechazar en el debate publico. Al pensar en la posibilidad de una intervención militar en el extranjero, los dirigentes deben explicar sus acciones revelando con claridad en qué sentido están en juego los intereses estratégicos y morales de su país: por ejemplo, cómo pueden enconarse y propagarse la agresión desatada y el sufrimiento atroz.

Los dirigentes preferirían hablar con el lenguaje de unos intereses fácilmente calculables. Hablar de preocupación y escrúpulos morales es entrar en un terreno incómodo e inestable. Como ha dicho el analista político turco Mustafa Akyol, para la mayor parte de la población turca “la preocupación por Siria no se plasma en la actitud de ‘ir a liberarla’ ”.  Sin embargo, los dirigentes que necesitan el apoyo de su pueblo para abordar problemas complejos e interdependientes de allende sus fronteras deben socializarlos en un mundo del siglo XXI en el que la preocupación que no vaya acompañada de la adopción de medidas nos pone en peligro a todos.

Estos argumentos no significan que los dirigentes no vayan a utilizar la fuerza de vez en cuando sin recurrir primero a su pueblo. Obama tiene autoridad constitucional para lanzar ataques militares limitados a fin de disuadir y deteriorar la capacidad del Presidente Bashar Al Asad para utilizar armas químicas. Todos los dirigentes pueden mandar sus fuerzas a combatir en casos de emergencia o autodefensa nacionales. Deben preservar su capacidad legal y operativa para actuar rápida y decisivamente cuando sea necesario.

Pero, dos siglos después de Jefferson, los Estados ya no son simples formas coloreadas en un mapa; cada vez más son territorios abiertos  y transparentes que consideramos moradas de millones de congéneres humanos. Así, pues, cada vez es más importante que los ciudadanos de un país participen en la decisión de atacar a los de otro.

Traducido del inglés por Carlos Manzano.

Copyright Project Syndicate

Anne-Marie Slaughter es presidenta y directora general de la Nueva Fundación de América y profesora de Política y Asuntos Internacionales en la Universidad de Princeton.


For additional reading on this topic please see:

Nation, Faith and War: The Birth of Freedom in France and the United States

Cyber Conflict and the War Powers Resolution

War Powers Resolution: Presidential Compliance

 


For more information on issues and events that shape our world please visit the ISN’s Weekly Dossiers and Security Watch.

 

Page 2 of 8